Nunca se fueron

soda-01.jpg

Anoche estuve en el primer concierto de Soda Stereo 10 años después de su despedida.

Calificar y describir ese momento es imposible, me tomaría demasiadas líneas y nunca llegaría a plasmar minimamente ese momento glorioso.

Estuve en el campo justo en el centro (bastante lejos del escenario ya que me fue imposible llegar adelante) en ese lugar el sonido era perfecto: (normalmente en River escuchas muchos rebotes y particularmente en las tribunas) el bajo demoledor de Zeta Bosio, la impactante batería de Charly Alberti y las filosas, dulces y brillantes guitarras de Gustavo Cerati (mas su impecable voz) fueron el mix perfecto para completar un sonido super definido y con buena separación de cada uno de los instrumentos.

Todo comenzó con Juego de Seducción (a mi juicio perfecto para la edición) y destaco Primavera Cero, En la Ciudad de la Furia, En Camino (mi tema favorito y según el propio Cerati: …”uno de los temas que mas me gusta de Soda aunque no lo tocamos mucho en vivo”…), Prófugos, Signos, Un Millón de Años Luz, Disco Eterno y Nada Personal, por supuesto esta es la lista de los que mas me gustaron.

Fue increíble que la banda sonara tan bien, y tan Soda Stereo! ya que muchos pensabamos que iban a sonar mas “modernos” o que las versiones iban a ser diferentes, sin embargo no fue así, por momentos te parecía volver a los 80 o a los 90 de acuerdo a la canción.

Cerati tenía una barba de algunos días debajo del mentón, lo que le daba un look bastante retro y cambió algunas veces de vestuario. La iluminación en azul, toques verdes, y rojos para los temas mas podridos, le dieron un climax increíble, sumada a la espectacular escenografía creada por Martin Philips (quien estuvo a cargo de las puestas en escena de Daft Punk y Nine Inch Nails).

En resumen los Soda Stereo nunca se fueron, siempre estuvieron por ahí y un día aparecieron arriba de un escenario.

Un comentario en “Nunca se fueron

Los comentarios están cerrados.